No intentéis esto en casa

Mucha gente no se atreve con la fotografía urbana. La razón es obvia: no es ningún juego de niños, y acercarte mucho puede suponer meterte en líos. Te puedes meter en líos con la gente a la que fotografías, con la ley en algunos países o incluso puede ser un problema para ti mismo si no te acercas lo suficiente. Por esto digo que es mejor hacer fotos a paisajes o plantas si no eres capaz de apuntar el objetivo a la cara de alguien sin problemas. Antes solía decir que se puede aprender a acercarse a la gente, pero hoy no creo que sea posible: o tienes esa habilidad o no la tienes. Pasa lo mismo con el buen ojo, que o lo tienes, o no lo tienes. Aquellos que no han sido bendecidos con uno de estos talentos nunca pasarán de ser fotógrafos del montón.

sdfgsf.JPG

Ahí fuera hay ya mucho material del montón, fotografías que no dicen nada y resultan aburridas. Pero por aquí se empieza desde abajo, y así empecé yo también. Yo mismo subo aún fotografías del montón, pero soy capaz de distinguir si en la fotografía de un principiante hay talento o no. No puedes llamarte fotógrafo callejero solo por hacer fotos a gente por la calle. No basta con pasar la foto de una calle a blanco y negro. No es tan fácil. Hace falta mucha práctica, planificación, acercarse, estudiar a la gente, interesarse por la humanidad y pasar mucho tiempo pateándose las calles.

La fotografía callejera no se aprende, se lleva por dentro. Es una sensación, un interés por la vida cotidiana, los rostros característicos, las interacciones interpersonales y la vida en general. Más que puro voyeurismo, es una especie de hambre por documentar la vida en la calle.
«Céntrate en la humanidad, no en la tecnología» —Thomas Leuthard
He visto a mucha gente con cámaras grandes, objetivos enormes y muchísimos conocimientos técnicos paseándose calle arriba y abajo para cazar a la gente. Esto no va así. Da igual el equipo que tengas, porque lo único que te servirá es lo que sepas sobre la vida y la humanidad. Esto es una de las cosas más importantes de la fotografía callejera: pensar antes de salir en el equilibrio entre la humanidad y la tecnología. La fotografía callejera es más bien un tipo de interacción social, aunque nunca llegues a hablar directamente con la gente.

*El contenido ha sido utilizado con fines académicos y sin ánimo de lucro. Ebook collecting Souls de Thomas Leuthard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s